REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PODER JUDICIAL
TRIBUNAL PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA DE JUICIO DEL TRABAJO
DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO ARAGUA
Maracay, tres (03) de diciembre de dos mil doce (2012)
202º y 153º

ASUNTO N° DP11-L-2010-000554
PARTE ACTORA: Ciudadano LUIS ENRIQUE OLIVEIRA SOTO, venezolano, mayor de edad, titular de la cedula de identidad Nro. 6.206.597.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE ACTORA: Abogados EMMELYN PÉREZ, JOSMERY MATHEUS, BELTRÁN SALAVE y CÉSAR TINOCO, matrículas de Inpreabogado números 75.911, 147.058, 55.491 y 73.377, respectivamente; como consta en Documento Poder que riela a los folios 49 al 51 del expediente.

PARTE DEMANDADA: Sociedad Mercantil KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. (antes VENEKIM C.A), inscrita originalmente ante el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Aragua el 12/06/1992, bajo el N° 67, Tomo 487-A.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE DEMANDADA: Abogados FRANCISCO VELÁSQUEZ, MÓNICA GUERRERO, HÉCTOR PANTOJA, JORGE ARTEAGA, MARÍA CORRALES, SEBASTIAN HERGUETA y NELSON LIRA, matrículas de Inpreabogado números 54.892, 55.779, 80.222, 128.202, 133.804, 135.553 y 79.432, respectivamente; como consta en Documento Poder que riela a los folios 45 al 47, y 60 al 65 del expediente.

MOTIVO: COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES.

I
DEL ITER PROCESAL

En fecha 23 de abril de 2010 se recibió en la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos (U.R.D.D.) de este Circuito Judicial Laboral del Estado Aragua, demanda incoada por el ciudadano LUIS ENRIQUE OLIVEIRA SOTO contra KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., ambas partes ut supra identificadas, por motivo de COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES. La cuantía se estimó (en la Reforma de la Demanda) en la cantidad de Bs. 3.388.265,91.
Distribuido el asunto a través del Sistema de Gestión, Decisión y Documentación Juris 2000, recayó su conocimiento en el Juzgado Undécimo de Primera Instancia de Sustanciación Mediación y Ejecución de este Circuito Judicial; ante el cual fue presentada REFORMA DE LA DEMANDA el 02 de agosto de 2010, admitida el 05/08/2010, cuando se ordenó la notificación de la accionada; y cumplida la misma, fue celebrada la Audiencia Preliminar el 08/11/2010, dejándose constancia de la comparecencia de ambas partes, quienes consignaron pruebas. Se prolongó el acto en varias oportunidades y el 10/05/2011 se dio por concluido, agotados los esfuerzos de mediación. Se ordenó agregar las pruebas aportadas y se aperturó el lapso de contestación a la demanda, presentada en fecha 17/05/2011 (folios 85 al 99). Por distribución efectuada a través del Sistema de Gestión, Decisión y Documentación Juris 2000, correspondió conocer la causa a este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio, recibida, admitidas las pruebas promovidas por las partes, y fijada oportunidad para la celebración de la audiencia de juicio de conformidad con lo previsto en el artículo 150 de la ley adjetiva laboral, que tuvo lugar el 13/06/2012, cuando se hizo constar la presencia de ambas partes, quienes expusieron sus alegatos y defensas, dándose inicio a la evacuación de las pruebas. La audiencia se suspendió por no constar la totalidad de las resultas de las pruebas de Informes promovidas, fueron ratificados los Oficios respectivos, y se reanudó el 07/11/2012, cuando se continuó con la evacuación de pruebas; y las partes de mutuo acuerdo solicitaron la suspensión de la causa, lo cual fue acordado por el Tribunal. Se reanudó la audiencia de juicio el 19/11/2012, se evacuó la totalidad del material probatorio aportado al proceso y el Tribunal difirió el pronunciamiento del fallo oral de conformidad a lo establecido en el segundo aparte del artículo 158 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, que recayó el 26/11/2012, en los términos siguientes: “(omissis) Una vez analizado el fundamento y pruebas en el presente expediente, encuentra este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Aragua administrando justicia por autoridad de la Ley y en nombre de la Republica Bolivariana de Venezuela declarar: PRIMERO: SIN LUGAR LA DEFENSA DE PRESCRIPSION OPUESTA POR LA PARTE ACCIOANDA; SEGUNDO: SIN LUGAR LA DEMANDA la demanda que por PRESTACIONES SOCIALES Y OTROS CONCEPTOS, intentara la ciudadano LUIS ENRIQUE OLIVEIRA SOTO, venezolano, mayor de edad, titular de la cedula de identidad Nro. V-6.206.597. Venezolana, Mayor de edad titular de la cedula de identidad Nº V-14.221.784, contra KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. (omissis)”.
Estando dentro de la oportunidad procesal correspondiente, pasa este Tribunal a reproducir por escrito el fallo oral dictado lo cual se hace en base a las siguientes consideraciones:
II
RESUMEN DE LOS ALEGATOS Y DEFENSAS DE LAS PARTES

PARTE ACTORA: Señala el demandante, en el escrito de REFORMA DE LA DEMANDA (folios 33 al 37), y audiencia de juicio oral, pública y contradictoria, lo que seguidamente se resume:

En fecha 24 de junio de 2006, inicié mi relación laboral de manera personal, directa y subordinada para la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A.;

Siendo mi último salario promedio la cantidad de Bs. 150.315,05 mensuales;

Realizando labores de supervisión, seguridad, custodia y vigilancia de las instalaciones, depósitos y centro de distribución, así como el acompañamiento (escolta) y coordinación del proceso de carga y despacho de todos los productos comercializados por la empresa; elaborando las diferentes relaciones, informes y documentación de dicho proceso, conforme a las instrucciones y requerimientos de la empresa, a través de los diferentes Departamentos involucrados, cumpliendo las órdenes dadas por el Departamento de Compra Internacional de PT, las provenientes del área de Distribución – Departamento de Seguridad y Control de Pérdidas, así como las del Departamento de Tráfico y Aduanas;

Mi trabajo en la supervisión vial de los viajes lo indicaba la empresa desde el lugar donde debía efectuarse la carga hasta su descargue en el centro de distribución de la empresa, la coordinación y verificación de dichas órdenes para todas las diferentes empresas de transporte, supervisando el status permanente de cada carga, que mensualmente representaban un alto movimiento;

Me encontraba subordinado a la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., a la que le debía rendir informes permanentemente sobre mis labores;

Igualmente atendía todas las situaciones de la empresa frente a los órganos de seguridad, tales como cuerpos de Policía, Tránsito Terrestre, Guardia Nacional y Aduana;

Requería el cumplimiento de una jornada de trabajo especial, estando personal y permanentemente a disposición de la empresa en virtud de la importancia de la actividad que realizaba, podía resultar a cualquier día y hora;

La empresa, a través de la planilla “Solicitud de Supervisión Vial”, procedente del área de Distribución – Departamento de Seguridad y Control de Pérdidas, me indicaba el destino, fecha de salida y hora del viaje, así como datos del conductor, del vehículo y teléfonos del primer conductor. Una vez efectuado el viaje, al llegar al lugar de destino, emitía una bitácora de recorrido especificando cada uno de los detalles del viaje, siendo recibida por los almacenes externos de la empresa;

Mi sueldo era variable, pagado mensualmente, depositado en mi cuenta personal de Banesco;

Desde un principio, por tratar de simular una relación mercantil, me exigieron elaborar y presentar facturas, y ellos fijaban los montos en atención de la naturaleza, importancia y magnitud de los servicios prestados;

KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. me solicitó que presentase una firma mercantil, para que a través de ella fuesen contratados mis servicios, la cual se denomina SECURITY D & E C.A.; suscribiéndose contrato entre ambas empresas el 15 de julio de 2009, con la finalidad de continuar trabajando;

Luego de suscrito el contrato, la empresa, a través de la ciudadana Carolina Jurado, del Departamento de Compras, prescindió de mis servicios el 15 de julio de 2009, en forma injustificada;

Tiempo de servicio: 3 años y 22 días;

Salario promedio mensual: Bs. 150.315.05 y salario promedio diario Bs. 5.010,50;

Pido a este Tribunal ordene a la empresa el pago de lo adeudado a mi persona por concepto de prestaciones sociales, con ocasión de mis labores:
- Prestación de Antigüedad;
- Intereses sobre Prestación de Antigüedad;
- Vacaciones año 2007;
- Vacaciones año 2008;
- Vacaciones fraccionadas año 2009;
- Utilidades fraccionadas año 2006;
- Utilidades años 2007 y 2008;
- Utilidades fraccionadas año 2009;
- Indemnizaciones por Despido Injustificado;
Para un total demandado de Bs. 3.388.265,91, más corrección monetaria, intereses moratorios, costas y costos.
Solicito se declare Con Lugar la demanda.

PARTE DEMANDADA: Señala la accionada, en el escrito de CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA (folios 85 al 99), y audiencia de juicio oral, pública y contradictoria, lo que seguidamente se resume:

HECHOS ADMITIDOS COMO CIERTOS:

- Que la empresa mercantil SECURITY D & E C.A. fue constituida por el actor y otros accionistas;
- Que KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. suscribió un contrato de prestación de servicios con la empresa SECURITY D & E C.A. a fin de que esta última le prestase servicios de seguridad y acompañamiento de despacho de productos.

HECHOS Y ALEGATOS QUE SE RECHAZAN POR SER FALSOS E INCIERTOS:

Mi representada niega y rechaza, por ser falso e incierto, que en fecha 24/06/2006 o en ninguna otra fecha el actor iniciara para KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. una relación de trabajo, personal, directa y subordinada, siendo que lo que realmente existió fue una relación de carácter mercantil entre el actor y mi representada;

Se niega que el actor recibiera un supuesto y negado salario variable, y que su promedio fuera de Bs. 150.315,05;

Que el actor realizara labores de supervisión, seguridad, custodia y vigilancia de las instalaciones, depósitos y centros de distribución, así como el acompañamiento (escolta) y coordinación del proceso de carga y despacho de todos los productos comercializados por KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A.;

Que elaborara relaciones, informes y documentos relacionados con el proceso de supervisión, seguridad, custodia y vigilancia de las instalaciones;

Se niega pormenorizadamente que el demandante realizara todas y cada una de las actividades descritas en el escrito de reforma de la demanda;

Que la empresa instruyera órdenes al demandante y éste debiera acatar instrucciones y reglas emanadas de KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A.;

Que se encontrase sometido a jornada laboral alguna;

Que se le haya exigido al actor la presentación o realización de una firma mercantil, cuando lo correcto es que es accionista desde el año 2004 de una empresa denominada SECURITY D & E C.A., la cual fue constituida mucho antes de que iniciase la relación mercantil que existió entre KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. y el actor;

Que la empresa haya despedido de forma injustificada al actor en fecha 15 de julio de 2009, o en ninguna otra fecha, cuando lo correcto es que entre el actor y KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. nunca existió una relación laboral que pudiese terminar producto de un despido;

Se niega pormenorizadamente la procedencia de todos y cada uno de los conceptos y montos demandados;

DE LA VERDAD DE LOS HECHOS Y DEL DERECHO APLICABLE:

La relación que existió entre el actor y KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. fue una verdadera y genuina relación comercial, en la que el actor realizaba las actividades de seguridad y acompañamiento de despacho de productos que comercializaba la empresa. Pero esta actividad la realizaba el actor bajo una relación mercantil y no bajo una relación de trabajo;

El servicio demandado por el actor era prestado junto con otras personas y otros vehículos;

El actor encomendaba a un tercero los servicios de transporte contratados por mi representada;

No hubo prestación personal de un servicio; el actor no estuvo sometido a subordinación;

El actor era el único propietario de los implementos necesarios para la realización del servicio (vehículos, radios, armas de fuego, entre otros) y el único responsable de disponer de todos sus factores de producción, personal propio, asumiendo de manera autónoma e independiente los riesgos de pérdidas o daños y los costos de su negocio;

No existió remuneración salarial, se hacía pago contra facturas presentadas, en las que el actor incluía y discriminaba el Impuesto al Valor Agregado (IVA);

Subsidiariamente y a todo evento, se sostiene que la acción incoada por el actor está prescrita, por cuanto del lapso transcurrido desde la fecha en que el actor alega que terminó su supuesta y negada relación de trabajo (15/07/2009), hasta la fecha en que la empresa fue notificada de este juicio (29 de septiembre de 2010), transcurrieron más de dos (2) meses que otorga la ley para notificar a fin de interrumpir la prescripción, conforme al artículo 64 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo;

Se solicita se declare Sin Lugar la demanda.

III
CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Del análisis de los alegatos y defensas de las partes, establece esta Juzgadora que la controversia de marras está determinada, principalmente, por la existencia o no de relación de naturaleza laboral entre las partes; y consecuentemente por la procedencia o no de todos y cada uno de los conceptos y montos demandados, toda vez que el ciudadano Luis Enrique Oliveira Soto, parte actora, indica en el escrito de reforma de la demanda incoada, que comenzó a prestar sus servicios para la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., en fecha 24 de junio de 2006, de manera personal, directa y subordinada; siendo su último salario promedio la cantidad de Bs. 150.315,05 mensuales; realizando labores de supervisión, seguridad, custodia y vigilancia de las instalaciones, depósitos y centro de distribución, así como el acompañamiento (escolta) y coordinación del proceso de carga y despacho de todos los productos comercializados por la empresa; elaborando las diferentes relaciones, informes y documentación de dicho proceso, conforme a las instrucciones y requerimientos de la empresa, a través de los diferentes Departamentos involucrados, cumpliendo las órdenes dadas por el Departamento de Compra Internacional de PT, las provenientes del área de Distribución – Departamento de Seguridad y Control de Pérdidas, así como las del Departamento de Tráfico y Aduanas; y que igualmente atendía todas las situaciones de la empresa frente a los órganos de seguridad, tales como cuerpos de Policía, Tránsito Terrestre, Guardia Nacional y Aduana; encontrándose bajo subordinación y órdenes de la demandada; por un tiempo de servicio de 3 años y 22 días; en razón de lo cual demanda los conceptos ut supra señalados y solicita sea declarada Con Lugar la demanda; mientras que la demandada niega que haya existido entre ellos una relación de trabajo, personal, directa y subordinada, indicando en su defensa que lo que realmente les unió fue una relación de carácter mercantil y comercial, en la que el actor realizaba las actividades de seguridad y acompañamiento de despacho de productos que comercializaba la empresa; servicio que era prestado a través de la empresa SECURITY D & E C.A., por lo que no hubo prestación personal de un servicio, en razón de lo cual no estuvo sometido a subordinación; ni existió remuneración salarial, pues se hacía pago contra facturas presentadas, en las que el actor incluía y discriminaba el Impuesto al Valor Agregado (IVA); razón por la cual niega la procedencia de todos y cada uno de los conceptos demandados y solicita se declare Sin Lugar la demanda. Así se decide.
En este orden, se hace necesario precisar la carga de la prueba en la causa, pues en atención al contenido del artículo 72 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, en materia laboral corresponde tal carga procesal a quien afirme hechos que configuren su pretensión o a quien los contradiga, alegando nuevos hechos; de lo cual se colige que la misma se deriva de acuerdo a la manera en que el accionando dé contestación a la demanda. Siendo ello así, en el caso bajo estudio corresponde a la accionada la carga de la prueba de desvirtuar la presunción de laboralidad surgida a favor del demandante, demostrando que la relación que les unió fue de naturaleza mercantil y comercial. Así se decide.
Teniendo el Tribunal como hechos ciertos, admitidos, no rechazados y por tanto no sujetos a carga probatoria: Que la empresa mercantil SECURITY D & E C.A. fue constituida por el actor y otros accionistas; y que KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. suscribió un contrato de prestación de servicios con la empresa SECURITY D & E C.A. a fin de que esta última le prestase servicios de seguridad y acompañamiento de despacho de productos. Así se decide.
En atención a ello, se establece que en el caso bajo estudio, el Tribunal debe analizar el caudal probatorio aportado por ambas partes, y en vista de ello pronunciarse sobre las argumentaciones y defensas opuestas, por lo que pasa esta sentenciadora al análisis y valoración de las pruebas, orientando fundamentalmente su actuación conforme a lo pautado por los artículos 2, 5 y 10 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, dándose así preeminencia a la realidad de los hechos sobre las formas o apariencias, teniendo como norte la verdad y la apreciación de las pruebas conforme a las reglas de la sana crítica, prefiriéndose, en caso de duda, la valoración más favorable al trabajador; todo lo cual obedece al ámbito del objeto jurídico que regula el Derecho del Trabajo, que no es otro que el hecho social trabajo:

PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA
CAPITULO I
DE LAS DOCUMENTALES
Plan de Ruta, Marcado “A”, folios 03 al 28 Pieza Nro. 1 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “se evidencia que dichos planes de ruta fueron presentados, revisados y aprobados por la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A.”. La parte accionada indica en la audiencia de juicio oral, pública y contradictoria, que se evidencia cómo los servicios de escolta se prestaban en varios vehículos, se desvirtúa la prestación personal del servicio. El Tribunal analiza las documentales, y conforme a los artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo les otorga pleno valor probatorio, como demostrativas del servicio prestado por el ciudadano Luis Oliveira, demandante, para la sociedad mercantil Kimberly Clark Venezuela, C.A., indicándose en el Plan de Ruta respectivo el número de factura, el transporte utilizado, el nombre del conductor, las placas del vehículo, el número de teléfono, el tipo de vehículo y el horario respectivo en cada ciudad; documentales que eran revisadas por la empresa accionada, como consta de sellos húmedos. Así se decide.
Solicitud de Supervisión Vial, Marcado “B”, folios 29 al 55 Pieza Nro. 1 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “de dichos documentos se observa que los mismos eran dirigidos a los Inspectores de Seguridad y en los que se identifican como Supervisor Vial al ciudadano Oliveira”. La parte demandada observa que se evidencian los nombres de varios escoltas, que se establecían los vehículos y placas, y que esas documentales iban en correlación con las facturas que se pagaban. El Tribunal analiza las documentales, y conforme a los artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo les otorga pleno valor probatorio, como demostrativas del servicio prestado por el ciudadano Luis Oliveira, demandante, para la sociedad mercantil Kimberly Clark Venezuela, C.A.; empresa que emitía las solicitudes de supervisión vial como indicación de las fechas de salida, horas de salida, destino, número de embarque, identificación de los conductores y datos de los vehículos. Así se decide.
Asignaciones de Cargue, Marcados “C”, folios 56 al 188 Pieza Nro. 1 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora, y 02 al 169 Pieza Nro. 2 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “nuestro mandante recibía las órdenes y la información de cuales eran las facturas, la mercancía y las empresas de transporte a quienes correspondían la carga”. Documentales impugnadas por la parte demandada por tratarse de copias simples y no estar suscritas por la empresa.
El Tribunal observa las documentales y evidencia que se trata de impresiones de correos electrónicos. Al respecto, se debe puntualizar que en los documentos electrónicos, es menester identificar al emisor, al receptor y por supuesto la integridad del documento, lo cual debe realizarse a través del proveedor del servicio, quien debe emitir una certificación y dar certeza así de la autoría del mensaje de dato electrónico; es decir, por sí solos no tienen valor probatorio por cuanto ameritan otro medio de verificación. Por tanto, al no constatarse en autos las condiciones descritas, no es posible verificar la veracidad de los mismos, y en consecuencia de ello se desechan del debate probatorio. Así se decide.
Informes enviados a Kimberly Clark Venezuela C.A., Marcado “D”, folios 170 al 227 de la Pieza Nro. 2 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “A través de estos informes enviados permanentemente nuestro mandante explicaba y reportaba las diferentes situaciones generadas en el transporte de carga”. Documentales impugnadas por la parte demandada por tratarse de copias simples y no estar suscritas por la empresa.
El Tribunal observa las documentales y evidencia que se trata de impresiones de correos electrónicos. Al respecto, se debe puntualizar que en los documentos electrónicos, es menester identificar al emisor, al receptor y por supuesto la integridad del documento, lo cual debe realizarse a través del proveedor del servicio, quien debe emitir una certificación y dar certeza así de la autoría del mensaje de dato electrónico; es decir, por sí solos no tienen valor probatorio por cuanto ameritan otro medio de verificación. Por tanto, al no constatarse en autos las condiciones descritas, no es posible verificar la veracidad de los mismos, y en consecuencia de ello se desechan del debate probatorio. Así se decide.
Informes enviados a Kimberly Clark Venezuela C.A del Estatus de Facturas, Marcado “E”, folios 02 al 291 de la Pieza Nro. 3 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “De estos documentos se evidencia que nuestro mandante informaba permanentemente el estado de la mercancía, indicando el número de factura, la empresa de transporte y el lugar según la ruta donde se encuentra la misma.” Documentales impugnadas por la parte demandada por tratarse de copias simples.
El Tribunal observa las documentales y evidencia, por una parte, impresiones de correos electrónicos, dándose por reproducido el análisis ut supra explanado, conforme al cual, al no ser posible verificar la veracidad de los mismos, se desechan del debate probatorio. Así se decide.
Por otra parte, en los denominados “Estatus de facturas”, no se evidencia firmas o sellos de la empresa accionada. Se indica al respecto, que en atención al Principio de Alteridad de la Prueba, ninguna de las partes en juicio puede procurarse unilateralmente una prueba favorable a su pretensión o defensa, sin la intervención de un sujeto distinto de quien pretende aprovecharse del medio de prueba. En efecto, la fuente de la prueba debe ser ajena a quien la promueve: Cuando se otorga un documento, para conservar con mayor certeza y seguridad el negocio jurídico que se realiza, la declaración de voluntad de obligarse debe emanar directamente del sujeto que se obliga y no de quien pretende aprovecharse de esta declaración. En resumen, el principio de alteridad obliga a que la fuente de la prueba sea ajena a quien la invoca. En razón de ello, al observar esta Juzgadora que las documentales en análisis, emanan de manera unilateral de la parte actora, sin que conste participación alguna de la demandada, deviene forzoso concluir que resultan violatorias del principio de alteridad de la prueba y en consecuencia, se desechan del debate probatorio, conforme al artículo 509 del Código de Procedimiento Civil, aplicable por analogía conforme al artículo 11 de la ley adjetiva laboral. Así se decide.
Versión digital de los mensajes de datos; Marcados “F”, folio 292 de la Pieza Nro. 3 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte accionada impugna la prueba indicando que viola el principio de alteridad, en virtud de no haber sido controlada por la empresa. El Tribunal observa que se trata de disco compacto (cd), que se desecha del debate probatorio por resultar violatorio del principio de alteridad de la prueba. Así se decide.
Comprobante de retención de impuesto sobre la renta, Marcado “G”, folios 293 al 300 (ambos inclusive) de la Pieza Nro. 3 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora: La parte actora señala como objeto de la prueba: “demostrar que en fecha 24 de junio del año 2006, nuestro mandante inició su relación laboral (…) con la empresa Kimberly Clark Venezuela C.A. (…)” Observa la accionada que se evidencia que el actor tenía cargas impositivas con el Fisco, así como la cantidad elevada de las retenciones exorbitantes sobre un supuesto salario. La parte actora señaló que el agente de retención era la empresa demandada.
El Tribunal analiza las documentales y conforme a los artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo les otorga pleno valor probatorio, como demostrativas de las cantidades retenidas por la empresa accionada al hoy demandante, por concepto de Impuesto Sobre la Renta, durante el año 2007. Así se decide.
CAPITULO II
DE LA PRUEBA DE INFORMES

De conformidad a lo establecido en el artículo 81 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo el Tribunal requirió información a:
BANESCO, Banco Universal, ubicado en la Avenida Principal de Las Delicias, en la ciudad de Maracay, Estado Aragua, sobre los siguientes particulares:
1.1.- Si el ciudadano LUIS ENRIQUE OLIVEIRA SOTO, cedula de identidad Nro. V-6.206.597, es titular de la Cuenta Corriente Nro. 0134-0536-11-5361037229.
1.2.- Si el ciudadano LUIS ENRIQUE OLIVEIRA SOTO, cedula de identidad Nro. V-6.206.597, recibía pagos mensuales en la Cuenta Corriente Nro. 0134-0536-11-5361037229, efectuados por la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., desde el 24 de Junio del año 2006 hasta el 15 de Julio de 2009.
1.3.- El monto de los pagos mensuales efectuados por la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., correspondientes a los años 2006, 2007, 2008 y 2009.

La parte actora señala como objeto de la prueba: “probar los pagos efectuados por la empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. a nuestro mandante”.
Se libró Oficio N° 3.668-11, el 20/07/2011. Riela a los folios 148 y 149 comunicación de fecha 07 de noviembre de 2011, mediante la cual la institución bancaria informó:

1. El ciudadano Luis Enrique Oliveira Soto aparece registrado como titular de la cuenta corriente N° 134-0536-11-5361037229.
2. De acuerdo a nuestros archivos informáticos podemos evidenciar la existencia de créditos efectuados a través de I/T KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. durante los meses de octubre del año 2006 hasta el mes de julio del año 2009.
3. Anexo relación de transacciones créditos efectuadas a la cuenta corriente N° 134-0536-11-5361037229 de I/T KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A. durante los meses de octubre del año 2006 hasta el mes de julio del año 2009.

La parte accionada observa que se evidencian ingresos exorbitantes por servicios no personales, sino comerciales; que no hay orden cronológico en base a semanas ni quincenas; que hay mucha variabilidad; que no hay cronología que evidencie que era salario, ni correspondencia con el mercado.
El Tribunal analiza la información suministrada y conforme al artículo 81 de la ley adjetiva laboral le otorga pleno valor probatorio, como demostrativa de los montos depositados en la cuenta corriente del accionante por la empresa accionada, durante los años 2006, 2007, 2008, 2009; evidenciándose cantidades variables. Así se decide.

CAPITULO III
DE LA EXHIBICIÓN

De conformidad al artículo 82 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, el Tribunal ordenó a la demandada presentar en la oportunidad de llevarse a efecto la Audiencia de Juicio, apercibiendo a la misma de las consecuencias de la no exhibición del instrumento en el plazo indicado: originales llevados por el Área de Distribución – Dpto. de Seguridad y Control de Pedidos de la Empresa KIMBERLY CLARK VENEZUELA C.A., identificados como SOLICITUD DE SUPERVISIÓN VIAL con los Nros. 9453, 16463, 16140, 16239, 16249, 16454, 15359, 15416, 15448, 15449, 15450, 13557, 13556, 13558, 13555, 13559, 13560, 13564, 13567, 13580, 13584, 13583, 13582, 13581, 13587, 13586 y 13590.
La parte accionada manifiesta que muchas de las planillas solicitadas a exhibir, ya constan en el expediente, por lo que las da por reproducidas. En razón del comportamiento procesal de la accionada, el Tribunal reitera el valor probatorio ut supra otorgado a las documentales denominadas “Solicitud de Supervisión Vial” marcadas “B”, folios 29 al 55 Pieza Nro. 1 de los Anexos de Pruebas de la Parte Actora. Así se decide.
CAPITULO IV
DE LAS TESTIMONIALES

El Tribunal ordenó la comparecencia en la oportunidad de la audiencia de juicio oral, pública y contradictoria, de los ciudadanos: JHONNY LINDARTE JOSE MEJIAS, CARLOS EUGARDO RAMIREZ RODRIGUEZ, JESUS GUILLERMO ARIZA FARIÑEZ,